Preguntas Estándar de la Entrevista Misional

joven entrevista con obispo líder del sacerdocioEl 20 de octubre de 2017, la Primera Presidencia de la Iglesia emitió una declaración en la que presentaba un conjunto estándar de preguntas de la entrevista misional. Pidieron que todos los líderes del sacerdocio de la Iglesia usen estas mismas preguntas de entrevista estandarizadas cuando se reúnan con hombres y mujeres jóvenes que estén pensando en ir a una misión. La Primera Presidencia pidió que los jóvenes y sus padres estén al tanto de estas preguntas mucho antes de la entrevista. Por lo tanto, los estoy publicando aquí para ayudar a correr la voz. Haga clic en el siguiente botón para descargar un PDF de una página de las preguntas, o vea la lista de preguntas en el cuerpo de este artículo a continuación.

Meta: Ayudar a los misioneros a estar preparados y tener una experiencia gozosa

El material complementario enviado con la carta de la Primera Presidencia arroja más luz sobre por qué se han establecido estas preguntas estándar para entrevistas. Han sido liberados como parte de los esfuerzos continuos de la Iglesia para ayudar a los futuros misioneros a estar mejor «preparados espiritual, física, mental y emocionalmente para el servicio misional». El servicio misional es un hito importante en el crecimiento espiritual de las personas y los líderes de la Iglesia quieren que la misión sea una «experiencia alegre y edificante de fe para cada misionero». Para lograr eso, «es imperativo que cada misionero esté adecuadamente preparado, sea digno y saludable» y estas preguntas ayudarán a lograrlo fomentando las conversaciones entre los jóvenes y los líderes sobre una variedad de temas importantes de preparación misional.

Si bien «estas preguntas no representan ningún cambio en las normas para el servicio misional», la Iglesia está haciendo un mayor esfuerzo para ayudar a los futuros misioneros y sus padres a «comprender mejor los requisitos para el servicio misional de tiempo completo». Estas «preguntas están destinadas a guiar» las conversaciones previas a la misión entre los candidatos a misioneros y sus líderes del sacerdocio (obispos y presidentes de estaca) y ayudar a todas las partes a saber si el «candidato a misionero no puede cumplir con los requisitos de una misión de tiempo completo» debido a problemas de salud física, emocional, mental, o espiritual.

Dignidad, castidad, pureza sexual y arrepentimiento

Grandes secciones del material complementario brindan orientación a los jóvenes, padres y líderes de la iglesia sobre temas de dignidad, la ley de castidad, la pureza sexual y el arrepentimiento, lo que indica que esta es un área importante de preocupación para la Primera Presidencia. Al operar este sitio web de preparación para la misión durante muchos años, también he notado que el arrepentimiento del pecado sexual es uno de los temas más leídos y discutidos para esta audiencia. Este material de la Iglesia enfatiza que el pecado sexual y otros «pecados graves pueden descalificarlo, ya sea temporal o permanentemente, para servir en una misión de tiempo completo». Incluso cita un par de párrafos del Manual de la Iglesia 1 que dice:

«Una persona que haya cometido adulterio, fornicación, caricias impúdicas, actos homosexuales u otras perversiones sexuales, violaciones serias de la ley civil o cualquier otra transgresión grave debe arrepentirse antes de poder recibir una recomendación para el servicio misional.» Y ese periodo de arrepentimiento «puede tener una duración de tres años en el caso de múltiples transgresiones graves y no debe ser menor a un año desde la transgresión grave más reciente.»

El material complementario también se sumerge en el diezmo, la palabra de sabiduría, la santificación del día de reposo y la honestidad, y revela que estos también son temas que probablemente sean obstáculos para muchos jóvenes de hoy.

¿Por qué un conjunto de preguntas diferente al del templo?

La Primera Presidencia también envió respuestas a las preguntas frecuentes que anticipaba, una de las cuales tenía yo en mente: «¿Por qué estas preguntas son diferentes a las de una recomendación para el templo?» Su respuesta:

«Muchas de las preguntas de la entrevista son similares a aquellas de una entrevista estándar de recomendación para el templo y se incluyen para ayudar a los líderes del sacerdocio a determinar si un candidato a misionero es digo de servir o no. Sin embargo, el servicio misional es mucho más exigente física, emocional y mentalmente que la asistencia al templo. Las preguntas adicionales ayudan a estimar la preparación física, mental y emocional del futuro misionero para servir.»

Salud mental

Otro aspecto interesante de estas preguntas es cómo se sumergen en los problemas de salud mental del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), ansiedad, depresión, trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y trastorno del espectro autista, incluido el síndrome de Asperger. Uno de mis hijos tiene problemas de salud mental en este sentido, por lo que mi esposa y yo estamos muy interesados ​​en la postura de la Iglesia con respecto a su posibilidad de servir en una misión de tiempo completo algún día. ¿Le permitirá la Iglesia ir a una misión regular de tiempo completo mientras toma activamente medicamentos recetados para su condición o le exigirán que haga una Misión de Servicio a la Iglesia? Desafortunadamente, aunque el tema aparece en la lista de preguntas, el material complementario dio pocas respuestas con respecto a lo que los jóvenes, los padres o los líderes del sacerdocio deben hacer con alguien que tiene estas afecciones y funciona bien con la ayuda de medicamentos. Quizás la política de la Iglesia es manejarlos caso por caso y es por eso que no especifican más.

Pero basta de mis comentarios y análisis. Aquí están las preguntas:

Preguntas estándar de la entrevista a los futuros misioneros

  1. ¿Tiene fe en Dios el Eterno Padre, en Su Hijo Jesucristo y en el Espíritu Santo, y tiene un testimonio de Ellos?
  2. ¿Tiene un testimonio de que Jesucristo es el Hijo Unigénito de Dios, y el Salvador y el Redentor del mundo? Por favor, comparta su testimonio conmigo. ¿Cómo ha influido la expiación de Jesucristo en su vida?
  3. ¿Qué significa arrepentirse para usted? ¿Considera que se ha arrepentido plenamente de sus transgresiones pasadas?
  4. ¿Compartirá su testimonio conmigo de que el Evangelio y la Iglesia de Jesucristo han sido restaurados por medio del profeta José Smith y que [el actual Presidente de la Iglesia] es un profeta de Dios?
  5. El servicio misional de tiempo completo requiere que se vivan las normas del Evangelio. ¿Qué es lo que usted entiende acerca de las siguientes normas?
    a. La ley de castidad. En referencia a la ley de castidad, ¿ha vivido usted siempre de acuerdo con lo que se ha analizado? Si no es así, ¿hace cuánto tiempo ocurrió la transgresión o las transgresiones? ¿Qué ha hecho para arrepentirse?
    b. Evitar la pornografía
    c. La ley del diezmo
    d. La Palabra de Sabiduría, incluyendo el consumo de drogas o el abuso de medicamentos prescritos
    e. Santificar el día de reposo
    f. Ser honrado en todas sus palabras y todos sus hechos
    ¿Ha vivido de conformidad con todas estas normas? ¿Actualmente vive usted de conformidad con ellas? ¿Vivirá de conformidad con ellas como misionero de tiempo completo?
  6. ¿Tiene alguna acción legal pendiente contra usted? (En caso afirmativo, pida al candidato que explique y dé detalles de sus posibles obligaciones legales o financieras. Véase Manual 1:
    Presidentes de estaca y obispos, 2010, 4.4).
  7. ¿Ha cometido alguna vez una violación grave de la ley penal —sin importar si fue o no arrestado por ello o si fue condenado o si fue borrado de su expediente? (En caso afirmativo, pida al candidato a misionero que explique y dé detalles de lo sucedido, el resultado de los cargos penales presentados, si hay obligaciones penales o legales que no se han cumplido, y lo que ha hecho para arrepentirse. Véase Manual 1: Presidentes de estaca y obispos, 2010, 4.4 y “Transgresiones graves” en 4.5.2).
  8. ¿Alguna vez ha abusado sexualmente de un niño de alguna manera —sin importar si fueron presentados cargos o no, si fue condenado o si fue borrado de su expediente? (En caso afirmativo, si no se ha informado del abuso o maltrato, véase Manual 1: Presidentes de estaca y obispos, 2010, 17.3.2, para más instrucciones. Si el abuso ya se resolvió previamente, véase el Manual 1, 4.4, para obtener guía.)
  9. ¿Alguna vez ha cometido cualquier otra transgresión grave o delito que deban resolverse antes de la misión? (En caso afirmativo, pida al candidato que explique y dé detalles de lo sucedido, el resultado de los cargos penales presentados, si hay obligaciones penales o legales que no se han cumplido y lo que ha hecho para arrepentirse).
  10. ¿Apoya usted o está afiliado o está de acuerdo con algún grupo o persona cuyas enseñanzas y prácticas sean contrarias o se opongan a las aceptadas por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días?
  11. ¿Tiene alguna deuda pendiente? ¿De qué manera se liquidarán esas deudas antes de su misión o de qué modo serán administradas mientras preste servicio en una misión? (Véase Manual 1: Presidentes de estaca y obispos, 2010, 4.4).
  12. ¿Tiene en la actualidad o ha tenido alguna vez enfermedades físicas, mentales o emocionales por las que le sería difícil mantener el horario normal de un misionero que requiere trabajar de 12 a 15 horas al día, incluyendo 2 a 4 horas de estudio diarias, caminar o andar en bicicleta diariamente hasta 8 o 10 horas y otras actividades por el estilo?
  13. ¿Se le ha diagnosticado alguna vez dislexia u otro trastorno de lectura, o ha recibido tratamiento para ello? Si es así, ¿se siente cómodo leyendo las Escrituras y otros textos en voz alta? ¿Cree que podría memorizar pasajes apropiados de las Escrituras y otra información con la ayuda de su compañero? ¿De qué manera logra compensar los efectos de este trastorno actualmente?
  14. ¿Se le ha diagnosticado o ha recibido tratamiento para un trastorno del habla? Si es así, ¿se siente cómodo hablando frente a los demás? ¿Cree que cuenta con las herramientas adecuadas para ayudarse a aprender, enseñar y comunicar?
  15. ¿Ha estado alguna vez tomando medicamentos o ha estado en tratamiento por alguna de estas enfermedades: trastorno de déficit de atención (TDA), trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), ansiedad, depresión, trastorno obsesivo compulsivo (TOC) o trastorno del espectro autista (incluyendo el síndrome de Asperger)? En caso afirmativo, sírvase explicar.
  16. Si usted estaba en tratamiento por alguna de estas enfermedades y lo ha dejado, ¿lo hizo bajo la supervisión de un médico? Si no es así, ¿por qué dejó el tratamiento? ¿Qué tan bien ha estado funcionando sin tratamiento o medicación? ¿Cuándo fue la última vez que estuvo tomando medicación por estas cuestiones?
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.